Acequia Real de la Alhambra

Acequia

Como ya se ha apuntado varias veces en este mismo blog, Granada es una de las pocas ciudades que aún guarda contacto directo con su entorno natural más directo. En pocos minutos, saliendo desde el centro, podemos estar en el campo con un simple paseo. Una mañana de otoño, que amenazaba lluviosa, es el perfecto escenario para recorrer el Parque Periurbano de Granada, con unas vistas al Valle del Darro, del Genil, Alhambra y Albayzin espectaculares.

Salimos del centro remontando el Río Darro, recorremos su archiconocida Acera, en una estampa más propia del turismo urbano que de una ruta de baja montaña.

Acera del Darro

Al llegar a la Cuesta del Chapiz, cruzamos el río, girando a nuestra derecha y tomamos el Camino de la Fuente del Avellano. Tras coronar la primera pendiente fuerte, un sendero muy evidente sale a nuestra derecha. Aquí la pendiente es pronunciada, lo que nos hace ganar bastante altura con rapidez.

Monte de la Sabika Vistas hacia el Camino de Beas

Tras unos escasos 10 minutos de fuerte subida, en la que hay que seguir siempre el sendero más marcado, alcanzamos la Acequia Real de la Alhambra, estamos justo debajo de la Silla del Moro, aquí giramos hacia la izquierda y continuamos junto a la acequia.

Acequia

Cuando cruzamos este punto hemos de continuar hacia la izquierda, siguiendo la acequia. No obstante, a los pocos metros hemos de tener cuidado para coger un sendero que sube a nuestra derecha.

Acequia

A partir de aquí, el recorrido consiste en seguir el sendero que va manteniendo la altura. Hay que tener en cuenta que este sendero es ciclable, por lo que nos podemos encontrar a gente en bici y a los que hemos de ceder el paso.

Acequia

Tras pasar el puente que aparece en la foto anterior, nos metemos de lleno en el Quejigal del Darro, que en realidad es un encinar que tiene algunos ejemplares de quejigo. Continuamos por el sendero y salimos del quejigal. Vemos un sendero que sale en subida hacia la derecha, lo ignoramos y continuamos de frente. A partir de aquí el sendero va perdiendo levemente altura, a los pocos minutos llegamos a otro sendero que sube hacia la derecha. Si continuamos rectos bajaremos hacia el río, así que tomamos el desvío de la derecha y comenzamos a subir hacia el Llano de la Perdiz. Tras unos minutos de subida llegamos a este punto, justo a la espalda de los campos de fútbol.

Llano de la Perdiz

Una vez arriba, tenemos que ir hacia la otra vertiente del monte, al otro lado de los campos de fútbol, una vez en la cuerda de la loma giramos hacia la izquierda siguiendo un carril. Al salir de la zona de recreo, el carril empieza a bajar suavemente y hace una doble curva a izquierda y derecha. Es en esta segunda curva a la derecha donde tenemos que coger un sendero que baja hacia el valle y que nos conducirá hasta la Vereda de los Franceses.

Ya en la vereda de los Franceses, en la caseta que vierte aguas a la depuradora, tenemos vistas hacia la Lancha y el Serrallo, y hacia Cenes de la Vega respectivamente.

Vistas hacia la Lancha y el Serrallo Cenes de la Vega

Continuamos por la Vereda de los franceses hasta llegar a la carretera pavimentada que sube desde el cementerio hacia el Llano de la Perdiz. Giramos a la derecha y remontamos unos 700m hasta llegar a este punto. Aquí nos encaminamos hacia la Silla del Moro.

Llano de la Perdiz

Y la Silla del Moro nos ofrece esta espectacular vista de la Alhambra.

Alhambra

Seguimos bajando en dirección al cementerio. Una vez aquí se puede volver por el Paseo del Generalife y la Cuesta de Gomérez, o bien bajar hacia el Mirador de la Alhambra y volver hacia el Realejo por el Barranco del Abogado.

 

Ficha Técnica:

  • Longitud: 16,6 km.
  • Desnivel acumulado: 775m.
  • Duración aproximada: 3h 30min.
  • Circular: Sí.
  • Dificultad técnica: Fácil.

 

Croquis de la Ruta: 

Croquis Ruta Acequia Real Llano de la Perdiz Vereda Franceses Croquis Ruta Acequia Real Llano de la Perdiz Vereda Franceses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.